Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Piscinas naturales

Piscinas naturales - Hotel Rural El Camino

PISCINAS DE CANDELEDA

Llega la época estival y Candeleda añade a sus habituales atractivos de turismo rural, como el senderismo, las rutas a caballo, sus ruinas celtas o sus pueblos con encanto, la frescura de sus piscinas, charcas y cascadas naturales. En muchas de ellas el baño está permitido, así como prácticas deportivas. Enumerar todas las piscinas naturales de la provincia de Ávila es una cascada –nunca mejor dicho- de nombres e indicaciones, de manera que vamos a repasar sólo algunas, las que se encuentran más cerca de nuestro hotel rural El Camino.

Ya hemos hablado de la cascada del Diablo, por ejemplo. Se encuentra a unos 150 metros de Villanueva de la Vera, a 17 kilómetros de nuestro hotel rural El Camino y cuenta con aguas salvajes y cristalinas procedentes de los neveros de la sierra de Gredos. Junto a ella se encuentra un mirador desde donde se divisa la falda de la sierra.

La piscina de El Raso es una de las preferidas por los visitantes, ya que cuenta con las aguas más cálidas de la zona, lo que la hace ideal para aquellos más rezagados a sumergirse en aguas naturales. Sus aguas son tan transparentes que en ocasiones se divisan pequeños peces los cuales campan a sus anchas por las corrientes. El acceso a la piscina es sencillo gracias a una pequeña playa que permite además que los más pequeños puedan merodear por la zona. Esto convierte a la piscina de El Raso en una de las preferidas para destinos familiares. Además, a la altura del área recreativa de los Riveros hay un merendero, que hace posible el plan de pasar el día entero en el lugar.

Entre las poblaciones de Candeleda, Poyales del Hoyo y Arenas de San Pedro, se encuentra la Garganta Arbillas, de la cual también hemos hablado aquí y que tiene origen en el río del mismo nombre. Las charcas o pozas que se han ido formando en las rocas graníticas pulidas por el desgaste del paso del agua, han dado lugar a piscinas naturales rodeadas de pinos, robles y alisos. Andando por los márgenes del río, pueden encontrarse lugares íntimos para  disfrutar de la naturaleza integrándose en ella. A tan sólo tres kilómetros de nuestro hotel rural.

La Garganta de Santa María es una de las más populares de la zona de Candeleda, por no decir la que más. A diferentes alturas de su paso surgen piscinas y pozas naturales aptas para un buen chapuzón. Sus aguas son puras y cristalinas y entre las charcas más concurridas se encuentran las La Barranca, Charco Carreras y Charco Paloma.

Ay, el agua. Ese bien tan preciado del que apenas somos conscientes. Sumergirse en cualquiera de estas piscinas naturales regala al cuerpo una mejor circulación, debido a lo frescas y puras de sus aguas, así como el bienestar de sentirse tranquilo o disfrutando en buena compañía. En verano, cuando las altas temperaturas aprietan, estos pequeños oasis que nos regala la sierra de Gredos se complementan con algunas actividades deportivas, como el río Tiétar, testigo de sesiones de pesca o el embalse de El Rosarito, a 14 kilómetros de Candeleda, cuyas aguas permiten la práctica de windsurf o piragüismo.

¿Te apetece refrescarte pero prefieres quedarte en nuestro hotel rural? También es posible, ya que en EL Camino contamos con una piscina con aguas de manantial depuradas con sal marina, hacen posible un baño relajante sin agredir la piel, los ojos y el cabello, siendo un baño regulador que aporta salud y belleza.

UN PLACER PARA LOS SENTIDOS

¿Quién quiere refrescarse en la sierra de Gredos?

FUENTES

http://www.turismoavila.com/es/garganta-de-santa-maria.html
http://www.chapuzones.com/piscinas/piscina-natural-el-raso