Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Hoteles rurales con encanto

El estrés, las prisas, los atascos, las preocupaciones… ¡Stop! Frenar el ritmo cotidiano y encontrar un respiro para nosotros mismos cada vez es más complicado. Sin embargo, es necesario resetear cuerpo y mente para retomar la rutina con las energías renovadas. En los últimos años, los hoteles rurales con encanto se han convertido en una alternativa magnífica para encontrar esa calma que a diario no tenemos.

Aunque existen muchos hoteles rurales con encanto (repartidos toda la geografía nacional) muy pocos son como el Hotel Rural El Camino. Ubicado en pleno corazón de la Sierra de Gredos, en la localidad de Candeleda, El Camino es un lugar magnífico para pasar unas vacaciones en contacto directo con la naturaleza.

Situada entre la Sierra de Gredos y el valle del Tiétar, Candeleda cuenta con un clima magnífico, con inviernos muy suaves y veranos frescos. No es de extrañar que sea conocida como la “Andalucía de Ávila”. Gracias a la buena climatología podrás realizar actividades al aire libre prácticamente durante todo el año.

En los alrededores del hotel encontrarás diversas rutas de senderismo donde podrás respirar el aire puro que envuelve todo el entorno natural de Candeleda y del Hotel Rural El Camino. También podrás visitar lugares de interés como las piscinas naturales de Candeleda, el museo de las abejas, el santuario de Chilla, las cuevas del águila o el museo del juguete de hojalata, excursiones a los Galayos, la cascada del Diablo, entre otros sitios.

Hoteles rurales con encanto

Si prefieres quedarte en el hotel y vivir una verdadera inmersión en la naturaleza, en El Camino podrás disfrutar de unas vistas espectaculares al Valle del Tiétar, además de darte relajantes baños en nuestra piscina exterior, sentarte a escuchar el murmullo del río Muelas y observar las variadas tonalidades del bosque exterior. Si con todos estos atractivos no consigues desconectar de las preocupaciones ponemos a tu disposición un servicio de masajes realizados por las manos de profesionales cualificados y expertos en bienestar. No podemos olvidarnos denuestro mirador infinito al valle del Tietar que tiene una roca energética con 9500 unidades bovis y testada con técnicas de geobiología. Sin lugar a dudas, desde aquí tendrás una perspectiva completamente diferente de todo lo que te rodea. Tumbarse aquí a ver pasar las nubes o contemplar las estrellas es una auténtica maravilla.

Por todo esto y mucho más, cada vez más clientes escogen El Camino para pasar tanto un fin de semana como unas vacaciones en la naturaleza. Y tú, ¿a qué esperas para visitar uno de los hoteles rurales con encanto más bonitos de Ávila? ¡Te esperamos con los brazos abiertos en El Camino!