Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Observación de las estrellas en Hotel Rural El Camino

Observación de las estrellas en Hotel Rural El Camino - Hotel Rural El Camino

El cielo nocturno en el Hotel Rural EL Camino es limpio, transparente, … una ventana abierta al firmamento.

Intentamos favorecer la observación de las estrellas con una iluminación solar sostenible, evitando focos de contaminación lumínica siempre que sea posible.

Durante las noches de los meses de Julio y Agosto además de dejar vagar la vista por la Vía Láctea y otras constelaciones, podremos contemplar el espectáculo de la aparición de estrellas fugaces.

Como curiosidad comentaros que el tercer objeto más brillante que se puede ver en el firmamento es la Estación Solar Internacional. Os adjunto el link

Julio 2017: La noche del 28 al 29 de Julio será el mejor momento para contemplar las DELTA ACUARIDAS.

Agosto 2017: 

En breve comenzaremos a oir en los medios de comunicación noticias sobre las Perseidas, también conocidas como lágrimas de San Lorenzo.
Podrán observarse desde el 16 de Julio hasta el 24 de Agosto, aunque su mayor punto de intensidad serán las noches del 11, 12 y 13 de Agosto. La noche del 12 Agosto puede haber una intensidad de 150 meteoros por hora.

Proyecto Nightlight:

Recientemente hemos acogido con entusiasmo la iniciativa de la Diputación de Avila para fomentar el Turismo nocturno a través del proyecto europeo Nightlight. Os adjuntamos un link al video explicativo de una iniciativa que nos parece preciosa: Una apuesta por un turismo amante de la naturaleza. Es responsabilidad de todos cuidarla, valorarla … y hacerla valorar.

 

Si te alojas en el Hotel cualquiera de estos días podrás disfrutar de este espectáculo único ( si el tiempo lo permite). En el Hotel minimizamos cualquier posible contaminación lumínica. Estamos enclavados en el monte, rodeados de robles lo que nos garantiza un cielo puro y limpio.
La contemplación del firmamento, en cualquier momento, es un bálsamo para los sentidos. Nos colocan frente a la sobrecogedora inmensidad del infinito… que pequeños somos y que privilegio poder contemplar esta maravilla